Personas frías y calculadoras

ANGELSALCEDO.COM.VE - En la sociedad, existen muchas personas, por ello, también existen modos de ser muy distintos. Formas de ser que pueden resultar más o menos compatibles con tu carácter y con tu forma de vivir la vida. Existe un modo de ser que resulta bastante difícil de sobrellevar: hay personas frías y calculadoras que nunca pierden el control de las situaciones, tienen poco nivel de empatía, escuchan más sus pensamientos que sus emociones... 

¿Qué puedes hacer en caso de que tengas que estar cerca de alguien así? En este artículo de Psicología-Online, vamos a descubrirte las características de las personas frías y calculadoras para que puedas conocer mejor cómo son en realidad y poder aprender a tratar con ellas. 

¿Qué hacer ante una persona fría y calculadora? 

En primer lugar, intenta ver lo bueno de esa persona. Todo el mundo tiene puntos positivos y, también, defectos, por ello, merece la pena aprender a vivir poniendo el foco de atención en el lado más amable de los demás. Por otra parte, tú decides el grado de intimidad que quieres tener con cada persona. Existen relaciones más superficiales que otras, por ello, puede que no sea lo más adecuado tener como íntimo amigo a una persona fría y calculadora. 

Tienes que tener en cuenta que una persona que tiene esta personalidad, seguramente, se ha desarrollado de esta manera debido a una falta de cariño y amor durante su etapa de desarrollo y crecimiento. Lo cierto es que, habitualmente, las personas que son de esta forma suelen padecer grandes carencias afectivas y, por ello, su frialdad y actitud ante el mundo está creada en forma de "escudo" para protegerse de los posibles ataques que pueda recibir de los demás. 

Es importante entender por qué una persona es fría y calculadora y, en estos casos, en lugar de dejarla de lado, intentar ayudarla y que pueda sentir que no todo el mundo le va a hacer daño. Al fin y al cabo, este tipo de personalidad se desarrolla como una defensa ante un ataque que recibió en el pasado, por tanto, puede modificarse. 

Cómo son las personas frías: las 6 características más destacadas 

La personalidad de las personas frías y calculadoras también puede asociarse con otros rasgos poco positivos: chantaje emocional, manipulación, o utilización de las personas en base a los propios intereses... No es malo ser frío en ciertos momentos de la vida, de hecho, es muy positivo serlo en los negocios, por ejemplo. Sin embargo, alguien que se comporta así siempre no deja que las cosas fluyan por pura inercia, no se relaja. 

Las personas que son frías te marcan una barrera que no puedes superar. Dicha barrera es invisible, sin embargo, la notas y la sientes de verdad, por ello, aquel que tiene que convivir durante mucho tiempo con esa barrera puede tener tensión y malestar por una rigidez interior que le impide ser natural. Las personas que son frías y calculadoras pueden cambiar, pero solo lo harán por un deseo propio. 

A continuación, vamos a descubrirte las características de las personas frías y calculadoras para que puedas aprender a detectar si, a tú alrededor, hay alguien que actúa de esta manera: 

Traumas del pasado: tal y como hemos dicho en el apartado anterior, lo más probable es que esta persona sea de esta manera a causa de una mala experiencia vivida en el pasado. Su actitud aparece como una defensa, un escudo para evitar que le hagan daño. 

Personas muy racionales: una persona calculadora no se deja llevar nunca por los sentimientos. Suelen ser personas con una visión muy analítica de la vida y que, antes de dar un paso en falso, han valorado con detalle todo lo que puede ocurrir a continuación. 

Muy inteligentes: normalmente, las personas que cumplen estas características son, también, muy inteligentes. El uso constante de la razón hace que puedan establecer estereotipos de personas y que sepan cómo van a actuar, algo que les permite anticiparse a los hechos o, incluso, manipularlos. 

No hablan demasiado: otra de las características de las personas frías y calculadoras es que no son muy propensas a hablar y comunicarse. Ellas prefieren estar en silencio y observar, analizar los diferentes comportamientos de las personas y, después, actuar en relación a ello. Suelen ser introvertidas y mostrar únicamente la faceta que a ellas les interesa dar a conocer. 

Desconfiadas: es una de las características más comunes de estas personas y es que no confían en nadie. Esto se debe, probablemente, a las malas experiencias de su pasado que le hicieron que se volviera una persona desconfiada y con miedo a que los demás le hagan daño. Por tanto, estas personas viven de forma un tanto evadida de la sociedad, pueden tener amigos, sí, pero intimarán muy poco con ellos, establecerán relaciones superficiales por miedo a que los demás puedan herirle o aprovecharse de sus debilidades. 

Pesimistas: y, por último, una persona fría también suele ser pesimista, pues considera que todo el mundo quiere y puede aprovecharse de los demás. En lugar de ver el lado bello del ser humano, lo tiene en muy baja consideración y lo ve como un "lobo" social más que como una persona con ganas de hacer el bien y de relacionarse de forma positiva. 

Cómo ser una persona fría – consejos 

Si una vez sabido cómo actúan las personas frías, sientes que tu personalidad es todo lo contrario y que no te vendría nada mal ser un poco más frío en algunos momentos o ámbitos de tu vida, toma nota de los consejos que enumeramos a continuación con los que podrás conseguir ser una persona más fría y evitar que todo lo que te suceda te afecte en exceso: 

Enfoca toda tu atención en el futuro y en lo que puedes hacer de ahora en adelante para mejorar tu vida. Una persona con la mente más fría piensa continuamente en aquello que puede cambiar y no se queda anclada en el pasado que, en definitiva, son acontecimientos o hechos ya pasados que no se pueden cambiar. En el siguiente artículo, puedes ver buenos consejos sobre cómo olvidar el pasado y vivir el presente. 

Debes empezar a ser una persona más metódica, es decir, establecer unos planes determinados a seguir para conseguir alcanzar todas tus metas y objetivos de vida. La dedicación, la constancia y la determinación son los elementos que pueden ayudarte a tener un mejor rendimiento y a lograr aquello que te propongas. 

Sé una persona más independiente. Está bien ayudar y complacer a los demás, pero quizás lo que necesitas pensar un poco más en ti mismo y centrarte, primero, en tus necesidades. También es importante que tomes tus propias decisiones en base a tus deseos y razonamientos y que aprendas a disfrutar de la soledad, entendiendo que esta también tiene sus puntos positivos. 

Si eres una persona muy extrovertida, tiendes a ser el que dirige todas las conversaciones y cuentas con una gran facilidad para explicar tus problemas personales a los demás, puedes intentar ser un poco más reservado a partir de ahora. Antes de hablar, procura organizar tus pensamientos y determina si ese es el momento preciso o estás frente a la persona adecuada para dar esa información.
Personas frías y calculadoras Personas frías y calculadoras Reviewed by angel salcedo on mayo 22, 2019 Rating: 5
Con la tecnología de Blogger.