HABITOS POSITIVOS PARA SER FELIZ Y EXITOSO

febrero 25, 2018
ANGELSALCEDO.COM.VE - En este pots hablare sobre los hábitos que podemos adoptar para ser felices y exitoso para no pasar nuestra vida sentado esperando que llegue la felicidad. En algunos casos creen que la felicidad los alcanzará cuando ganen más dinero, en otros el objetivo es tener el cuerpo perfecto, mientras que un sinnúmero de hombres y mujeres esperan conocer a “esa” persona que los hará felices para siempre.


Lo que si es cierto es que la felicidad no viene con el dinero, una figura envidiable ni una relación perfecta, la felicidad está en uno mismo, y en lugar de depositarla en factores externos, es aconsejable trabajar sobre uno mismo primero.

Benjamin Disraeli  dijo que “El secreto del éxito es persistencia por la meta” y lo complemento con una frase de Aristóteles que decía que “Somos lo que hacemos repetidamente.  La excelencia, entonces, no es un acto, sino un hábito”. Entonces para llego a una conclusión lógica para ser exitoso, empezamos por ser felices primero con lo que hacemos día a día.

Yo en lo particular aplico pasos muy sencillos para cualquiera. Antes de levantarte de la cama hago el compromiso conmigo (o sea contigo) mismo de tener un buen día, de conseguir la manera de resolver todo lo que se trate de interponer en tu tranquilidad, concentrarse en el poder enfrentar todo lo que el día traiga consigo, y hacerlo de manera positiva. Debes prepararte para asumir el hecho que no todo va a ir sin problemas o como lo tenías previsto. Debes estar dispuesto a manejar cualquier desafío que se te presente.

Empiezo por agradecer por todo incluyendo el hermoso nuevo despertar. En ese momento tengo en mi mesa de noche mi diario “Journal” donde le dedico solo 5 minutos para contestar estas preguntas:

¿Qué hice bueno ayer?
¿Qué debería hacer diferente hoy?
¿Estoy agradecida de?
¿Qué necesito realizar hoy?

La última pregunta no vayas a pensar que es la típica lista donde escribes todo lo que se supone que hagas en todo el día. En esa pregunta mi respuesta siempre es una sola cosa. Algo que quiero realizar en ese día y que al final de día debe de estar cumplido o terminado. Una sola tarea.

Así que mi secreto ha sido establecer una prioridad, lo más que he escrito son 3 cosas para realizar ese día, pero de esas 3 la primera es prioridad y cuando se termina el día y logro ver el resultado de haber cumplido con esa tarea me siento súper, súper feliz y con más fuerzas para que comience el próximo día con nuevas oportunidades.

Tener un diario “Journal” ha sido de gran ayuda para seguir el camino de mi vida y ver mi crecimiento como ser humano. Un consejo que me ha sido súper bueno es que evito el arrepentimiento de las cosas que quizás no puede lograr o que los resultados no fueron los deseados. Al contrario, documento cual fue mi error para aprender del mismo.

  • Me doy un rico baño
  • Tomar un vaso de agua tibia con limón
  • Una corta meditación
  • Una taza de café con mi lluvia de ideas

¿Qué hábitos estas poniendo en práctica en la mañana? Sabes lo importante es comenzar y buscar la forma que mejor de valla a ti dependiendo de tus gustos. Lo importante es que lo que hagas en la mañana te ayudara en tu estado de ánimo todo el día. Así que, si puedes implementar una rutina, aunque sea corta pero que te ayude a concentrar tu pensamiento para estar más enfocado, agradecer y disfrutar de experiencia que te llenen de energía, armonía y alegría estás haciendo un gran cambio en tu vida.

Madrugar para el Éxito: Mantenerse activo desde primeras horas de la mañana garantiza la eficiencia en las actividades que llevemos a cabo durante el día. La pereza no es la opción que te llevará más rápido al éxito. Es importante levantarse temprano y aprovechar el día.

Ser conscientes de lo bueno: “Dedicar tiempo a ver las cosas que nos van bien significa estar recibiendo pequeñas recompensas a lo largo del día”, dice la doctora Susan Weinschenk. “Esto puede ayudar a nuestro estado de ánimo”. Y, como explica el doctor Frank Ghinnasi, el ser consciente de las cosas habituales de tu día a día puede  generar sensaciones de logro.

Tener una actitud positiva. A pesar de todos los desafíos a los que se enfrentan, estas personas siguen teniendo una actitud positiva. Ellos no se alimentan de la negatividad ni se entretienen en victimismos, sino que evitan las confrontaciones y siempre buscan una respuesta optimista para hacer frente a las adversidades.

Desayuna: Algunas personas se saltan el desayuno por falta de tiempo o para evitar engordar. Lo cierto es que realizar la primera comida del día te da las energías necesarias para empezar la mañana con buen pie, pues te ayuda a pensar y desempeñar exitosamente tus actividades.

Vivir en el presente: Debemos sumergirnos en lo que estamos haciendo en el momento y tomarnos el tiempo para realmente estar en el presente. En este sentido es recomendable evitar recordar repetidas veces eventos negativos o preocuparnos por el futuro. Aprender a saborear lo que está ocurriendo en el momento es esencial.

Dar Prioridad Y Hacer Lo Que Más Importa. Las diferencias entre las personas de éxito y la gente común es lo que hacen diariamente. La gente común tiende a centrarse en hacer las cosas y en realidad nunca dan prioridad a su trabajo.

Aprende algo nuevo cada día: Hacer un esfuerzo consciente para mantener tu cerebro activo y funcionando a niveles óptimos. Ya sea aprender una nueva palabra del vocabulario, quizás en otro idioma, obtener una nueva pieza de información tan a menudo como sea posible. Y es que no hay nada que nos haga sentir mejor que conocer nuevas cosas, estarás más activo y tu cerebro también.

Aprende de los errores de los demás: Aquel que es inteligente aprende de sus errores; pero aquel que es sabio aprende de los errores de los otros. La gente complicada es el mejor maestro porque nos enseña lo que no conviene hacer. Por ejemplo, si alguna vez hablaste con una persona mal de alguien y se lo contó, seguramente aprendiste a no hablar mal de nadie. Sé lo suficientemente humilde como para aprender de las equivocaciones ajenas.

Comprometerse A Seguir Mejorando. El mejoramiento constante e interminable, es algo que poseen grandes personas. Si usted quiere tener éxito, no hay forma de evitar el trabajo duro y el aprendizaje constante. Lea libros que mejoren su conocimiento, y trabaje constantemente para mejorar sus habilidades todos los días.

Sé proactivo y no reactivo. No te limites a reaccionar ante las acciones de los otros. Forma el hábito de tomar la iniciativa, de iniciar, de proponer, de actuar antes de que lo hagan los demás. ¿Ha visto alguna persona de éxito que sea perezoso? Difícilmente. Las personas de éxito son proactivos y trabajan duro. Ellos saben que para poder alcanzar sus metas y lograr lo que han establecido, tienen que tomar medidas.

Reinvéntate: Nunca dejes de aprender, de mejorar ni de invertir en tu desarrollo personal. Pero recuerda que la meta no es únicamente saber mucho sobre algo, la meta debe ser replantearte de forma inteligente; ser capaz de decirte a ti mismo “esto no”, “así no” y encontrar nuevas formas de hacer las cosas. La idea es hacerte versátil en múltiples frentes de formas innovadoras aunque te mantengas en tu contexto profesional.

Acércate a las personas correctas. Cuando intentamos mejorar, muchas veces admiramos a aquellas personas que lograron algo en la vida. Pero sabes que la admiración no cambia a nadie; en cambio, la inspiración colabora en nuestra transformación. Inspírate siempre en los triunfadores, que no necesariamente son personas poderosas o ricas, sino aquel que logró más que uno.

Aléjate de las personas incorrectas: Esto es fundamental si quieres que te vaya bien en la vida. Puede sonar un tanto duro, pero la gente que no suma a tu vida te detiene y te impide avanzar. Por ese motivo, en cuanto te sea posible, mantenerte lejos de los que alimentan tus puntos débiles, de los que intentan apagar tu pasión, de los que no se alegran con tus alegrías, de los que critican y se quejan todo el tiempo.

Rodearse de personas felices: La alegría es contagiosa. Investigadores del Framingham Herat Study, quienes estudiaron la propagación de la felicidad durante 20 años, encontraron que rodearnos de personas felices “nos hace más propensos a ser felices en el futuro”.

Practica alguna actividad física: Cuando realizamos ejercicio liberamos endorfinas, las cuales nos ayudan a liberar el estrés y ser más optimistas. Sin duda, los deportes son una excelente clave para tener una buena calidad de vida.

“El ejercicio libera endorfinas y las endorfinas te hacen feliz”. Está demostrado que el ejercicio alivia los síntomas de depresión, ansiedad y estrés gracias a la liberación de sustancias químicas en nuestro cerebro, las cuales fomentan sentimientos de felicidad y relajación.

Soltar tu potencial a diario. Siempre hay un límite más lejano que alcanzar en el camino al éxito. En tu interior reside la grandeza. Hay habilidades, capacidades, ideas y fuerzas no utilizadas dentro de vos que debes soltar y comenzar a usar. Para ello, rompe con todos los esquemas mentales que te dicen que "no puedes o no sirves" y te limitan.

Sonríe para mejorar tu estado de ánimo: Según un estudio publicado en Academy of Management Journal, generar un pensamiento positivo (y sonreír mientras lo haces) incluso aunque no te sientas muy animado, puede aumentar tus niveles de felicidad y mejorar tu productividad.

Valorar la buena música: La música es poder. Durante 3 meses, investigadores de Group Health Research Institute, encontraron que pacientes con trastornos de ansiedad que simplemente escucharon música, tuvieron los mismos síntomas de disminución de la ansiedad que aquellos que habían recibido 10 horas de masajes terapéuticos. Está comprobado que escuchar música despierta deseos de cantar y bailar, y estos deseos te van a alegrar la vida. Te impulsará a bailar, sonreír y realizar todas tus actividades con alegría y felicidad.

Meditar: La meditación permite tener nuestra mente enfocada, calma nuestros nervios y estimula la paz interior. Diferentes investigaciones demuestran que la meditación puede provocar cambios en nuestro cerebro, cambios que nos hacen más felices.

Ser honestos: Cada vez que mentimos, nuestros niveles de estrés tienden a elevarse, mientras que nuestra autoestima puede verse afectada. Además, si otros descubren las mentiras, deberemos enfrentar consecuencias a nivel personal y profesional. La verdad es saludable para nuestra mente y es imprescindible para construir relaciones basadas en la confianza.

Una vez hemos roto con la dinámica del inmovilismo, es mucho más fácil seguir avanzando, pero igualmente hay que vigilar lo que hacemos para no renunciar al proyecto. Para eso es bueno pensar en la satisfacción que produce haber superado las dificultades anteriores, las que una vez nos dieron tanta pereza o miedo, y pensar que muchos pequeños premios como esos nos esperan. También es necesario seguir programando planes de acción secuenciados en etapas muy cortas y concretas, para que en todo momento sepamos lo que hay que hacer y utilicemos todas nuestras energías en ejecutar esas acciones.

¿El sólo tener un día más para vivirlo no es suficiente felicidad?, ¿por qué no empiezas a ser feliz ahora? La verdad, es que la mayoría de las situaciones que nos rodean nos darán felicidad si nos proponemos a aceptarlas y disfrutarlas cuando llegan. La felicidad está en nuestra mente más que en nuestro corazón. Hay que vivir la vida tal como viene porque siempre habrá algo que la haga mejor y auténtica. Recuerda que después de la tormenta siempre llega la calma.

El mantener una mentalidad ganadora o positiva nos permitirá estar prevenidos contra las excusas que utilizamos para no salir de la zona de confort y, a la vez, ver cómo los objetivos con los que tanto fantaseamos en el pasado se van acercando o cumpliendo, siempre que dependan solo de nosotros. Es por eso que adoptar esta manera de pensar haciendo que forme parte de nuestra cotidianidad tendrá un impacto muy positivo tanto en nuestra autoestima como en la satisfacción generada a través del esfuerzo.

Mi consejo personal “Vigila tus pensamientos porque se convierten en palabras, vigila tus palabras porque se convierten en acciones, vigila tus acciones porque se convierten en hábitos, vigila tus hábitos porque se convierten en tu carácter, vigila tu carácter, porque se convierte en tu destino. Al seguir estos hábitos tenlo por seguro estarás cada día mas cerca a la felicidad y esta te dará éxito en tu vida

No hay comentarios:

Sitio desarrollado por el Lcdo. Ángel Salcedo. Con la tecnología de Blogger.