Calendario de Afirmaciones

febrero 25, 2018
ANGELSALCEDO.COM.VE - ENERO: Abro la puerta a un nuevo año. Cierro con amor la del pasado. Es pasado. Atrás dejo todos los pesares y heridas. La puerta se abre y sé que estoy a salvo. El proceso de la Vida me apoyará en cada paso del camino.

FEBRERO: Coopero con la vida. La tierra está yerta y callada: es la estación inactiva. Pero sé que la vida bulle bajo la superficie. Aprovecho este tiempo para entrar a mi interior y hacer allí mi tarea.

MARZO: Ya pueden soplar los vientos a mi alrededor, yo estoy seguro y a salvo. Nada me puede dañar porque sé quien soy: un ser único y maravilloso. La serena alegría me invade. Sé lo que valgo.

ABRIL: Bienvenida seas, primavera. El tiempo de sembrar semillas nuevas se convierte en jubilosa expectación. Sé que todo guarda un correcto Orden Divino y que todo ocurre en el momento y el lugar perfectos.

MAYO: La nueva vegetación me llena de alegría. El cambio y la sorpresa son manifiestos. El despertar de la vida cubre todo de belleza. Es una delicia contemplarla. Me maravillo ante mi propio cuerpo. Es el momento de fortalecer la salud.

JUNIO: Estoy abierto y receptivo al amor. En cada persona, incluido yo, busco lo positivo; en todas veo la perfección. Hay armonía en mis relaciones. Expreso mi amor y mi armonía interior y los encuentros en todos los que me rodean.

JULIO: Declaro mi independencia. Todas las respuestas que necesito están dentro de mí. Ahora confío en mi propia sabiduría interior. Confío en mí para tomas las mejores decisiones en todo lo que haga.

AGOSTO: Me relajo en el calor del verano. Contemplo mi vida y sólo veo belleza. Todo está en plena floración y es un gozo mirarlo. La naturaleza está en calma y en paz. Es un momento para la reflexión.

SEPTIEMBRE: Despierto a nuevas energías. Las vacaciones se acaban, se inician las clases. El comercio y la industria bullen de vida. Es una época de gran prosperidad, tiempo de cosecha. Recogemos los frutos de lo sembrado en primavera. Me siento en armonía con las estaciones.

OCTUBRE: Observo los cambios de estación. Las hojas caen del árbol en el momento oportuno. Así caen de mí las creencias y los hábitos que ya no me sirven. El cambio no me exige esfuerzos: se produce automáticamente porque yo lo acepto.

NOVIEMBRE: Bendigo mi maravillosa vida. Con alegría, placer y gratitud acepto todo el bien que me ofrece la vida Sé que el Universo proveerá a todas mis necesidades, que serán fuente de dicha y gozo. Cada día me inunda de admiración y de acción de gracias.

DICIEMBRE: Me regalo amor. Hagámonos mutuamente el más precioso y sanador regalo: el del amor incondicional por nosotros mismos y por los demás. El amor es poderoso, cura y trae la paz. Juntos creemos un mundo donde podamos amarnos confiados y seguros.

No hay comentarios:

Sitio desarrollado por el Lcdo. Ángel Salcedo. Con la tecnología de Blogger.